Diario de Guille

de Miguel de Luis

El diario de Guille

Mi último proyecto es una novela en forma de diario. Guillermo, Guille es un chico de doce años que escribe por consejo de su madre para que no esté siempre pensando vueltas en la cabeza. Hasta aquí, lo normal, y en su esencia el diario de Guille es el de la adolescencia, con todas sus esperanzas y manías. Lo particular es que Guille es uno de los últimos supervivientes de la humanidad.

Las muertes

Guille llama al apocalipsis las muertes, que comienza cuando una serie de enfermedades asola la tierra, matando a centenares de millones de personas. En apenas seis meses no queda lugar sobre la tierra donde la población no haya quedado diezmada. Con todo, lo peor está por llegar.

El pánico lleva a la ebullición de toda clase de teorías conspirativas. Se culpa a los rusos, al estado islámico, a Corea del Norte, a Estados Unidos, a la Unión Europea, a la OTAN y a tu vecino de al lado. Guerras, motines, huelgas e incendios se extienden por doquier, devastándolo todo. La energía eléctrica, los servicios esenciales, la policía y hasta la comida desaparecen o son adueñados por unos pocos. La gente normal huye buscando un refugio que no encuentra en ninguna parte.

Pero todo eso para Guille son malos recuerdos del mundo de ayer. Su preocupación inmediata es seguir vivo y, en segundo lugar, tener una razón para vivir.

El moribundo mundo de Guille

Junto con Guille solo está su madre, a quien se refiere como, mamá, y sus hermanos Andrea y Carlos. Todos los demás han muerto. Incluso Andrea fue adoptada informalmente después de las muertes. Los cuatro acaban en los confines de las Highlands escocesas, y allí, en unas islas de ficción que podrían ser las Hébridas, buscan su supervivencia saltando en kayak de isla en isla, huyendo del hambre y, sobre todo, de los orcos, la gente mala.

Ilustraciones

Si todo sale como quiero, Lixandra será la ilustradora de esta historia. Mi idea es tener de una a dos ilustraciones de página completa por mes, pero entenderéis que ese es un ideal que depende de mi presupuesto. Por no hablar de lo que opine un hipotético editor. Quizás quiera más, menos, ninguna y todo eso habría que hablarlo así que a fecha de 31 de julio de 2017 no prometo nada.

Hecho y agenda

  1. Siete de julio de 2017, comienzo el proyecto
  2. Catorce de julio de 2017, recibo la primera ilustración
  3. Quince de julio, termino el mes de octubre
  4. Treinta de julio, llego a las 55 páginas
  5. Uno de agosto, creo esta página
  6. , llego a las 60 páginas (DIN A5).
  7. , llego a las 70 páginas.
  8. , llego a las 108 páginas.
  9. , llego a las 200 páginas
  10. , supero las 300 páginas

30 de noviembre de 2017

Vale, pues ya está terminado el borrador. Lo he mandado a imprimir en forma de libro DIN A5 y estoy esperando ahora a su entrega por correo. Será una manía pero encuentro que es más práctico y más efectivo revisarlo así, en una forma parecida al que se lo encontraría al lector. Ya leído, pensaré si hago cambios en profundidad (algo siempre cambiaré) y me pondré a revisar.